El viaje estelar de Paula

Imagen promocional de Tránsito

Las estrellas, la primera novela de Paula Vázquez ha sido por fin publicada en nuestro país gracias a la editorial Tránsito. Este es un libro del duelo, pero es, sobre todo un libro de viajes, de muchos viajes y de uno solo.

Es el viaje que Paula emprende para sanar las heridas con una madre que empieza a ser devorada por un cáncer de mama. La relación entre ambas siempre ha sido difícil, tensa. No se narra aquí la típica relación de amor incondicional de madre a hija. Sino una relación en la que hay amor, pero muchas dificultades para comunicarlo.

Una visión realista de la maternidad y un recuerdo de lo fugaz que es el tiempo.

A la vez que se embarca en ese viaje vemos a la autora viajar por Italia para intentar escribir y recuperarse de la muerte de la madre. Pero la vemos también viajar a Cuba en busca de un tratamiento milagroso que podría curar ese hueco en el pecho.

No solo eso, la protagonista de la obra viaja en cada página. Los trayectos en coche de casa al hospital, del hospital a casa de sus padres. De la casa de sus padres a la suya. Los viajes en coche al cementerio y al campo para comer con la familia y sobrellevar la pena de la primera ausencia de la madre.

También hay viajes en el tiempo, recuerdos que transportan a Paula al mismo lugar, la cocina de su madre, pero en una época remota, en esa infancia en la que toda la vida de la casa se desarrollaba en la cocina.

¿Qué es lo que queda de esas vidas? ¿Qué quedará de la propia?

Paula Vázquez tiene el poder de transmitir todo lo que está sintiendo. Mientras me perdía en estas páginas estrelladas no podía dejar de sentir el temor a la pérdida de la madre que impregna la totalidad de la obra.

A su vez, Paula da una gran importancia a las relaciones entre mujeres en la obra. La enfermedad de su mamá la gestionan ella y su hermana. El padre y el hermano quedan relegados a una segunda posición y son ellas las que se encargan no solo de preparar todo lo necesario sino de hacer frente a la enfermedad. De nombrarla. De pensar y verbalizar unas consecuencias de las que el padre parece no querer saber nada.

Destaca también la relación con una antigua amiga. Una de esas amigas que no se ven mucho pero que siempre están ahí. Ambas se encuentran en Italia poco después de la muerte de la madre y vemos en esta relación un cuidado que no puede pasar desapercibido. O con otra amiga de la infancia, otra amiga que también ha perdido a su padre y con quien se comparte el dolor ante la inminente perdida de la madre.

En definitiva, para mi, Paula Vázquez no ha escrito solo un libro sobre el duelo de su madre. Ha escrito un canto a todas las relaciones entre mujeres, con sus dificultades y también con sus facilidades. Las estrellas es una obra para dejarse llevar.

Paula Vázquez es abogada y magíster en Sociología Juridico Penal y Escritura Creativa. Además de Las estrellas, obra que ya fue publicada en Latinoamérica, Paula ha publicado el poemario ‘Los hombres de mi oficio’ (Huesos de Jibia, 2009) y el libro de cuentos ‘La suerte de las mujeres’ (AñosLuz 2017). Además, fundó en Barcelona la librería Lata Peinada, la primera especializada en literatura latinoamericana en la ciudad.