Crisi está llegando a Barcelona

Crisi es un espacio de pensamiento crítico. Crisi es filosofía, es feminismo, es poesía. Crisi es un lugar de formación, pero también de reunión. Crisi es una librería y un club de lectura feminista. Crisi son talleres y charlas, pero alejados de la rectitud académica.

Detrás de Crisi se encuentran Claudia González Caparrós , graduada en Estudios Literarios por la Universidad de Barcelona, Raquel Miralles, filósofa por la misma Universidad, y Nemrod Carrasco, profesor de filosofía en la Universidad de Barcelona.

Las socias de Crisi

Ellas forman Crisi. Pero también forman Crisi todas las personas que están aportando su granito de arena y sus euros en la confinanciación de este proyecto. Crisi pronto será una realidad en Barcelona y hemos hablado con sus tres socias para que nos cuenten un poquito más.

¿Cómo surge la idea de crear Crisi?

Las tres habíamos soñado siempre con un espacio como Crisi. Raquel fue la impulsora de este proyecto, y también la artífice del nombre. Después de acabar la carrera, trabajó durante cinco años en una empresa, pero no se reconocía en el lugar en el que estaba. Nemrod llevaba diez años como profesor asociado en la UB, y la precariedad a la que estaba sometido le resultaba insostenible. Claudia estaba estudiando en Estados Unidos, y no tenía claro cómo orientar su carrera profesional ante un horizonte nada acogedor. Cuando Raquel le habló a Nemrod del proyecto, él no dudó en involucrarse. Después le propusieron a Claudia que se uniera, y su respuesta fue un sí inmediato. De la rotundidad y emoción de estos dos síes nace Crisi. Fue la oportunidad de crear conjuntamente el espacio que las tres deseábamos. Desde que nos pusimos a trabajar juntas, el proyecto se ha ido transformando. En realidad, lo que estamos dibujando supera en muchos aspectos lo que habíamos imaginado individualmente.

¿Podríamos hablar de Crisi como de una especie de contracademia? 

Quizás “contraacademia” no sea el término más exacto. Sí que es verdad que nos planteamos como un espacio alternativo a la universidad, pero también venimos de sus metodologías y sus temas. Crisi surge más bien como la búsqueda de un lugar donde reformular muchos de esos temas y metodologías. Nos gustaría desarrollarlos sin la presión de los exámenes y los créditos y, en general, prescindiendo de todas las barreras y filtros que fomentan el elitismo en la universidad. Queremos que crisi sea un lugar lo más accesible posible para todo el mundo.

Os habéis constituido como cooperativa sin ánimo de lucro pero decís que no queréis precarizaros, ¿no es eso contradictorio?

Nos hemos constituido como cooperativa porque es la figura jurídica con la que más nos identificamos: todas las decisiones se toman conjuntamente, indistintamente del capital que cada una haya invertido en el proyecto. Tampoco tenía sentido para nosotras lucrarnos de un espacio como Crisi. Cada una tendrá su sueldo en función de las horas que le dediquemos, y si hay excedentes se destinarán a seguir funcionando: mejorar nuestras instalaciones e invertir en libros y actividades.

¿Qué tal va la cofinanciación del proyecto?

Estamos emocionadas con el apoyo que hemos recibido en tan pocos días. Nos impresiona que tantas personas confíen en el proyecto de una forma tan generosa y nos ayuden a construirlo comunitariamente. Nuestra gratitud es infinita  <3

Imagen del lugar que albergará Crisi

El club de lectura no va a ser gratuito, por tanto, ¿os planteáis hacer un club online de Instagram?

Así es, no será gratuito, aunque tendrá un coste muy asequible que siempre destinaremos al sustento de la cooperativa. Por el momento no hemos planteado la opción de hacerlo online porque queremos priorizar el contacto personal, aunque es algo que no descartamos a medio o largo plazo.

¿Tenéis pensado incluir algún curso/taller/charla/libro del club sobre antiespecismo?

Sí, el antiespecismo es un tema de tremenda actualidad que no podemos descuidar en un espacio de pensamiento crítico. Estamos interesadas en trazar alguna actividad conjunta con asociaciones animalistas y, por supuesto, incluir temáticas antiespecistas tanto en las actividades como en nuestra librería.

Para los cursos no es necesaria formación previa, sin embargo, algunos de filosofía tratarán autores y textos bastante complicados, ¿qué metodología tenéis pensada para aquellos que lleguen al curso y sea ese su primer contacto con la filosofía?

Es verdad que trabajaremos textos complejos, y que aspiramos a hacerlo desde un cierto rigor. Sin embargo, en crisi también tenemos la voluntad de ir descifrándolos entre todxs. En este sentido, aunque es verdad que lxs profesorxs estarán más familiaridadxs con la materia y los textos que se lean, entendemos que nadie tiene la llave maestra de la interpretación, y que cada lectura constituye una experiencia distinta. Hay pasajes oscuros en todo texto filosófico (¡y literario!), y lo que nos gustaría es ir despejándolos a través del diálogo y la conversación. Por eso, querríamos que todxs lxs participantxs de los cursos se sintieran libres de preguntar y comentar sobre cualquier aspecto que no quede claro de un texto; todo el material se tratará de forma accesible, y se adaptará a las necesidades particulares de cada grupo.

¿Tenéis alguna posible colaboración para algún curso que podáis desvelar?

Estamos preparando un curso que nos hace especial ilusión. Será un taller teórico-práctico sobre el tatuaje como forma de escritura en el cuerpo. Colaboraremos con el estudio antiespecista y transfeminista Red Van Tattoo, que se encargará de enseñarnos a tatuar en piel sintética.

¿Cómo planteáis las charlas y talleres?

En crisi nos interesa especialmente romper con las jerarquías que habitualmente se establecen entre profesorxs y alumnxs. Por eso, la forma principal en que nos gustaría que transcurrieran todos los encuentros es el diálogo. Por otro lado, queremos dar libertad a lxs profes para que exploren temas y métodos que quizás no son posibles dentro de la academia, que siempre tiende a constreñir con los planes de estudio. También es muy importante para nosotras realizar con frecuencia actividades y charlas gratuitas; aunque aspiramos a vivir de nuestro trabajo y, para eso, necesitamos los ingresos que proceden de los cursos, también deseamos generar espacios de encuentro y pensamiento sin barreras económicas.

¿La librería estará reducida a los temas que tratéis en los cursos o podrán encontrarse de una forma más genérica libros sobre feminismo, filosofía, etc.?

Nuestra librería surge desde una posición muy modesta. Creemos que es interesante que los textos que se traten en los cursos sean fácilmente accesibles para lxs alumnxs que quieran adquirirlos. Además, esto nos da también un empuje económico que necesitamos. De todos modos, nuestra aspiración es que crezca poquito a poco, y que se especialice en los temas que más manejamos cada una de las integrantes de crisi: feminismos, ensayo y poesía.

____________________________________________________________________________

En esta época de capitalismo salvaje, se hace más necesario que nunca tener espacios autogestionados en los que se democratice la cultura, acercándola a la gente y alejándola de los costosos créditos de las universidades. Crisi será muy pronto una realidad que mejorará la vida cultural de Barcelona.