Editorial Altamarea: “Huimos de lo banal, de lo fácil, de lo previsible”

 

 

 

 

 

India en 2016. Giuseppe, Sara y Alfonso deciden formar la editorial Altamarea, una conexión literaria entre Italia y España con un toque de originalidad y particularidad: se centran en autores y autoras italianos e italianas que escriban ensayos. Lo que comenzó casi como una broma, tardó dos años en materializarse en Madrid, en el año 2018, en un momento complicado para empezar a construir un proyecto editorial. Ahora viven entre libros e historias. 

Cada vez nacen más editoriales independientes en un mundo donde el librero/a esta en peligro de extinción y el Kindle es un éxito en Amazon.  ¿Cómo ha sido empezar una nueva editorial en este panorama?

Toda una temeridad en estos tiempos que corren, pero también un desafío que, por suerte, está dando resultado. El problema no es tanto Kindle, sino un exceso de producción editorial y una demanda de lectura limitada y menguante.

AltaMarea toma forma en enero de 2018, hace poco más de un año. ¿Cuál ha sido el principal obstáculo al iniciar el proyecto?

El diseño de un catálogo coherente, arriesgado y a la vez que pudiera encontrar su espacio en las librerías. Además, entre tanta editorial de calidad que hay en España, no fue fácil darnos a conocer.

¿Cuál crees que es el mejor camino para que la gente os lea?

Apostar por la calidad, cuidar el objeto libro y, en lo que respecta al ensayo, apostar por temas actuales, interesantes y urgentes.

¿Por qué solo narrativa italiana contemporánea? ¿Estáis abiertos a otras historias?

La editorial nace como sello de unión entre las culturas italiana y la española. De momento, nuestra línea editorial principal sigue siendo la narrativa italiana, pero adelanto que próximamente vamos a lanzar una nueva colección de autores españoles.

Ha sido un proyecto entre amigos: Giuseppe, Sara y Alfonso. ¿Cómo se unieron estas ideas? ¿Son los proyectos entre amigos los que están triunfando ahora mismo?

Todos veníamos del mundo de las letras, y nos pareció natural volcar nuestras experiencias en un proyecto nuestro. Que sea entre amigos lo hace más llevadero, pero no más fácil.

¿Cuál ha sido la mayor satisfacción hasta ahora?

Lograr publicar a Dacia Maraini y que viniera a visitarnos a Madrid y Barcelona para presentar su último libro.

¿Qué tiene que tener una historia para que se publique en AltaMarea?

Tiene que tener calidad literaria si se trata de narrativa, no dejar indiferente; conectar con las instancias de la sociedad. Si se trata de un ensayo: ayudar a comprender mejor algunos fenómenos que nos incumben a todos.

¿Qué es lo que no tiene que tener?

Huimos de lo banal, de lo fácil, de lo previsible.

Todos vuestros libros tienen una pinta espectacular y una selección mimada. ¿Cuál recomendarías a un público general?

Sí, cuidamos mucho el diseño, queremos que sea llamativo y moderno. Dos recomendaciones: de narrativa, Cuerpo feliz, última novedad de una de las escritoras feministas europeas de mayor peso y recorrido como es Dacia Maraini. Y de ensayo recomendamos dos: Mujeres en lucha y Como una rana en invierno: dos libros que nos hacen reflexionar sobre la marginación de las voces femeninas en la historiografía oficial del siglo XX.

Deja un comentario