Ménades Editorial o el despertar de la escritura de las mujeres

El pasado mes de enero, comenzamos a ver por redes sociales que una nueva editorial había nacido. Una editorial feminista que prometía recuperar las palabras de todas aquellas mujeres que, por culpa de la misoginia, cayeron en el olvido de la literatura.

Gema Nieto y Nahiara Burgos.

Ménades fue el nombre que las cinco personas que hay detrás del proyecto pensaron que sería el ideal para el mismo. ¿Quién está detrás de Ménades? Pues tenemos a la escritora y filóloga Gema Nieto, al editor Javier Baonza, a la filóloga María Sánchez, la periodista Nahiara Burgos, la ilustradora Sandra Delgado y a AMEIS, la Asociación de Mujeres Escritoras e Ilustradoras.

Aparte de moverse por redes sociales, hicieron un crowdfunding con el que buscaban recaudar 15.000 euros y del que han obtenido más de 18.000. Esto es sin duda una muestra de lo necesario que es un proyecto como el suyo y de las ganas que tenemos las lectoras de que recuperen todas esas voces que nos fueron robadas. Pero, además, las mujeres de Ménades también tienen pensado publicar a autores y autoras actuales, a la vez que piensan  desarrollar una línea temática sobre asuntos de género, feminismos e igualdad.

– ¿Cómo surge la idea de crear una editorial feminista?

Todo surgió el pasado verano, coincidiendo también con la constitución de la Asociación de Mujeres Escritoras e Ilustradoras (AMEIS), con quien colaboramos en ese fin de visibilización de la mujer en el ámbito literario. La idea provino tanto de Carmen Peire, responsable de la asociación, como de Javier Baonza, que a su vez trabaja en la editorial Evohé.

Ambos llevaban un tiempo dándole vueltas a la necesidad de crear una nueva editorial que canalizara todas las voces femeninas, actuales y pasadas, que no han sido tomadas en cuenta, y Javier fue el nexo de unión con el resto de compañeras, que igualmente éramos conscientes de tal necesidad. La prueba es que cuando nos reunimos todas por primera vez para hablar de la editorial nos entusiasmamos enseguida: era justo lo que queríamos hacer, rescatar a tantas escritoras cuyas obras no han visto la luz en nuestra cultura.

– El nombre de Ménades podría traducirse por “las que desvarían”, ¿es esta una editorial de mujeres que están cansadas de que se las tache de histéricas por defender el feminismo?

Sí, podríamos considerarlo así… las Ménades eran figuras femeninas vinculadas al séquito del dios Dionisio, quien les inspiraba la locura mística. Eran conocidas como mujeres enajenadas, que danzaban y cantaban al grito de “¡Evohé!” en las bacanales, lo cual, simbólicamente, se relaciona muy bien con esa connotación peyorativa de locas o extravagantes que han recibido las mujeres artistas a lo largo de la Historia.

Nuestro logo también va en esa dirección simbólica: las mujeres dejan de ser las musas para ser ellas quienes reciben la inspiración y convertirse en creadoras. Es verdad que resulta muy frustrante y agotador tener que explicar siempre las mismas obviedades a quienes no quieren entenderlas, y hacerles ver todo lo que todavía queda por hacer. En lugar de escuchar y aceptar una realidad inapelable, suelen ponerse a la defensiva porque es más cómodo eso que cuestionar toda la tradición que nos ha venido dada.

– Contadme un poquito sobre por qué decidisteis crear estas tres líneas editoriales: olvidadas, actuales y trincheras. ¿Creéis que ampliaréis con alguna más?

Las tres líneas editoriales en las que trabajamos son el reflejo de los objetivos principales que tenemos: por un lado, existe la colección que denominamos “Olvidadas”, donde queremos hacer justicia literaria con autoras cuyas obras guardan una calidad literaria destacable y que fueron obviadas, menospreciadas y minusvaloradas por las circunstancias sociales que vivieron.

También es nuestro deseo, a través de la línea de “Actuales”, dar la oportunidad a aquellas autoras que actualmente luchan por ver publicados sus textos y, en la línea de ensayo que hemos denominado “Trincheras”, reflejar este conjunto de posibilidades presentes hacia un mundo más igualitario y que son un horizonte hacia el que encaminarse.

– Vuestro Verkami ha tenido una acogida estupenda y ha superado el objetivo que marcasteis para llevar a cabo este proyecto. ¿Creéis que puede tener que ver con el auge del movimiento feminista o, como dicen algunos, con que el feminismo esté de moda?

Hemos tenido muchísimo apoyo por parte de quienes han sido conscientes de que Ménades era algo diferente y que irrumpía con fuerza para cambiar la situación actual. Últimamente han eclosionado muchas líneas editoriales dedicadas al feminismo o encuadradas en cierta sección “de mujeres”, como si el feminismo tuviera que interesarnos únicamente a nosotras o fuera un asunto nuestro y no de la sociedad al completo. Nunca hemos visto una sección “de hombres”, porque es la considerada universal y nunca específica.

Es cierto que el feminismo se ha extendido, se ha ampliado a sectores de población en los que antes no se conocía o ni se mencionaba. Da mucha esperanza que cada vez más lectores, editores y mediadores sean conscientes de esta necesidad. Por un lado es bueno que esté en la calle, que se vea, que la gente hable de ello, pero por otro se hace necesario aclarar y puntualizar ciertos términos, para que cada vez llegue a más personas y no se quede únicamente en discusiones académicas o estratos más intelectuales. El feminismo debe democratizarse aún más, pero es cierto que en tiempos tan virulentos como los nuestros y tan llenos de obstáculos e injusticias, es muy reconfortante ver cómo vamos tejiendo redes indestructibles de apoyo y comunicación entre nosotras.

– ¿Habéis pensado en realizar algún proyecto conjunto con otras editoriales feministas como Horas y horas?

No lo hemos pensado, pero nos encantaría, sería una idea estupenda.

– ¿Tenéis alguna autora que os haría especial ilusión publicar?

Hay muchísimas autoras de una vigencia actual indiscutible que no nos explicamos cómo no han sido traducidas nunca a nuestro idioma o a las que no se les ha dedicado la atención suficiente: Carole Pateman, por ejemplo, es un referente indispensable en el mundo anglosajón y sus teorías han servido de base para los estudios de género y para la comprensión y análisis de cómo funciona el patriarcado desde los comienzos de la humanidad.

Otras muchas autoras que consideramos esenciales son la estadounidense Willa Cather, la intrépida Anne Lister, que vivió una vida nada convencional, Pankhurst, líder del movimiento sufragista inglés, o Agustina González, una escritora revolucionaria que fue fusilada junto a Lorca.

– ¿Habéis preparado algo para este 8M?

En principio, unirnos a la huelga 🙂

– Si queréis hacer alguna aportación…

Estamos muy agradecidas a todos los mecenas que han hecho posible este arranque, a todas las personas que nos están recibiendo con tantas muestras de cariño y nos están enviando tantos mensajes de apoyo, y prometemos no defraudurles y trabajar muy duro para sacar adelante este proyecto de la manera más digna posible. También animamos a todo el mundo a unirse a nuestro baile y colaborar a hacer justicia literaria: ¡todos podemos ser héroes, heroínas o ménades!