No nos conformamos con el miedo

La justicia patriarcal vuelve a ponernos en peligro. Hace escasas horas conocíamos el decreto de libertad provisional hasta que la sentencia de la Manada sea firme para estos cinco violadores. Una vez más, son ellos los que salen a la calle mientras nosotras debemos quedarnos encerradas en casa con el miedo palpitando en el pecho. Aunque en muchos casos el peligro acecha incluso allí.

Vamos a identificar a nuestros agresores, a quitarnos el miedo a salir a la calle la calle porque ya nunca más vamos a ir solas. Es nuestra guerra y estamos juntas. Vamos a vestir el morado y  a buscar los derechos que nos quitasteis. Vamos a ser todas, grandes, libres y sin miedo. Porque si ellos salen a la calle, nosotras también.

Vamos a dejar claro que somos nuestras y a sacar nuestra integridad a flote. Por las que ya no están y por las que vendrán. Haremos del Feminismo nuestra patria y con la revolución nuestra bandera. Nos hemos cansado de escondernos. Hemos venido para gritar por los años de silencio, por las bocas tapadas a golpes y los cuerpos enterrados en el olvido. Porque no somos el sexo débil, ni ciudadanas de segunda, ni simples hijas, hermanas o esposas. Somos mujeres libres, fuertes e independientes.

No queremos condescendencia y no necesitamos tu aprobación. No nos vamos a conformar con el miedo. Lo que queremos es justicia. Y la vamos a tener cueste lo que cueste. Nos vemos en las calles, hermanas.