La Feria del Libro de Vallecas pide libertad

Desde el 13 al 29 de abril se puede disfrutar de la II Feria del Libro de Puente de Vallecas que, este año, se celebra bajo el lema “libertad de expresión”. La Plataforma de Editores y Libreros de Vallecas, en colaboración con la Junta Municipal han organizado en el Bulevar de Peña Gorbea esta Feria del libro para “leer en libertad”.

Casetas de distintas librerías del barrio y varias editoriales están presentes para celebrar el Día del Libro con una reivindicación tan necesaria para la literatura, el periodismo y para la vida en democracia como la libertad de expresión. Con ellos están grandes autoras como Pamela Palencia, Almudena Grandes o Luis García Montero que firmarán los libros de todas aquellas que se acerquen hasta allí.  Pero además, la Feria cuenta con actividades diversas como recitales de poesía, teatro e, incluso, un homenaje a Enrique Tierno Galván, quien fuera alcalde de Madrid. Radio Vallekas también estará presente para cubrir en directo el evento.

Al margen de la feria en sí, que en estas fechas hay muchísimas por toda España, lo bonito es que el lema es tan reivindicativo como el barrio que acoge estas casetas llenas de libros libres. Cuando vives en un país en el que pueden meterte en la cárcel por un tweet, siempre que critiques a la derecha, si criticas a la izquierda, a las mujeres, los inmigrantes o a las personas LGTBIQ no pasa nada, es bonito que, desde los libros, se quiera llevar a la sociedad a una libertad de expresión.

Tradicionalmente los libros y la prensa han sido blancos directos de la censura pero ahora, en la era de la globalización o la digitalización, cualquier ciudadana de a píe puede sufrir la censura en sus redes sociales por enseñar un pezón femenino. O cualquier ciudadana también pueden tener que sentarse en el banquillo de las acusadas por hacer chistes de un político. Actores son llamados a declarar por cagarse en dios en las redes sociales y raperos son encarcelados por el contenido de sus letras. Cuando la realidad parece estar superando a la ficción, tenía que ser un barrio obrero como Vallecas el que se atreviera a preparar una Feria del Libro para pedir la libertad de expresión.