En memoria de los libros prohibidos

 

El 6 de marzo, la jueza de Collado Villalba ordenó el secuestro del libro ‘Fariña’ del periodista Nacho Carretero, que cuenta la historia del narcotráfico en Galicia. La demanda fue presentada por el exalcade de O Grove, Jose Alfredo Bea Gondar.En pleno siglo XXI, en España se censuró un libro, se paralizó su publicacion y reproducción porque Bea Gondar aparece relacionado en dicho libro con el narcotráfico gallego.

El caso de Fariña no es único. En todas partes del mundo han existido libros que se han retirado de las estanterías, dejado de imprimir y distribuir.  Sin embargo, no hay nada mejor que la censura para aumentar la curiosidad por aquello que nos han prohibido. 

Desde la Linea de Fuego hemos recopilado una lista de libros que han sido ocultados de la vista de muchos lectores.  

  • Memoria de mis putas tristes, Gabriel García Márquez (✝Irán) La censura iraní cayó sobre Gabo a pesar de que el traductor a farsi tradujo “putas” por “bellas”. La historia del anciano de 90 años que  desea acostarse con una virgen antes de morir y recurre al burdel, nunca pasó las fronteras iraníes.

 

  • El código Da Vinci, Dan Brown (✝ Líbano).  La queja de la comunidad cristiana en el Líbano, hizo que se prohibiese en el país el libro de Dan Brown por “ofensiva” a la religión.En ‘El Código da Vinci’ un profesor desvela los acertijos supuestamente escondidos en las obras religiosas del famoso pintor italiano.Según el Centro de Información Católica del Líbano, cuyas críticas parecen haber motivado la prohibición, el libro ataca el cristianismo con demasiada fuerza en un país que tiene una larga historia de conflictos sectarios.
  • Lolita, Vladimir Nabokov (✝ Varios países como el Reino Unido y Francia entre 1955 y 1964). Muy pocas novelas logran tranpasar las fronteras que pasó Nabokov con lolita pero esta joya literaria también estuvo censurada, no solo en un país, sino en varios.  Lolita ha pasado de ser un libro a ser un adjetivo o un comportamiento, y es por esta razón por la que muchos gobiernos sacaron de las estanterías a la atractiva niña para “evitar la pedofilia”.

 

  • Persépolis, Marjane Strapi (✝ Irán) En Persépolis, publicado a comienzos de los años 2000 en Francia y adaptado al cine en 2007, la creadora de origen iraní cuenta la caída del régimen del Sha en 1979 y el advenimiento de la Revolución Islámica. Los creadores del cómic desafiaron al gobierno a iraní con Persépolis. Una niña que quiere romper todas las ataduras del país y protestar contra la represión hacia las mujeres.

 

  • Trópico de Cáncer, Henry MIller (✝ Estados Unidos entre 1934 y 1961) Una obra culta a parte de estar cargada de referencias sexuales. El documento no pudo ser publicado en el país natal del autor por su “dureza sexual” y por ser una “escandalosa leyenda”.  Después de ser calificada como “obsecena”, aumentaron las ventas.

 

  • Harry Potter y la piedra filosofal (✝ Emirátos Arabes). Dicen que incita a la brujería.

 

  • Rebelión en la Granja, George Orwell (✝ Varios países como Kenia, China o Emiratos Arabes). Considerada una crítica contra el estalinismo, tuvo que sobreponerse a la censura durante su publicación por la alianza bélica entre el Reino Unido y la URSS. Un clásico, también censurado.

 

  • Gaviotas que ensucian su propio nido, Illy Nes (✝ España) La escritora española Illy Nes recoge en este libro las memorias de Carlos Alberto Biendicho, militar, exnovicio y miembro del Partido Popular (PP) que fundó la Plataforma Popular Gay. Fue el primer político español conservador que salió del armario y en sus memorias.  Biendicho, se confesó ante dos periodistas antes de morir víctima del SIDA. Los dos escritores contrastaron y ampliaron su desgarrador testimonio, que hace añicos uno de los últimos tabúes de la sociedad española: la visibilidad homosexual en un ámbito tan opaco y poco permeable como el conservador, tanto en el plano político como social. En el libro tampoco se oculta otro de los secretos que es objeto de numerosas hablillas en España y que aquí se aborda documentada y rigurosamente: la salida del armario y “outing” del actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.
  • Doctor Zhivago, Boris Pasternak (✝Unión Soviética entre 1957 y 1988). La obra de Boris Pasternak, premio Nobel de Literatura 1958, despertó una descarga de todo el poder soviético. El libro se acabó de escribir en 1956 pero no pudo ser publicado en Rusia hasta 1988. En realidad, Boris Parternak, es un anagrama de Rather Apt Russian Book.

 

  • Los versos satánicos, Salman Rushdie (✝Irán, desde 1989, Pakistán, Arabia Saudí, Egipto, Somalia, Sudán, Bangladesh, Malasia, Qatar, Indonesia, Sudáfrica y la India). Según Verne, el escritor angloindio comentó con humor negro que el decreto de Jomeini le parecía una forma radical de hacer crítica literaria, pero tuvo que borrarse del mapa y empezar a vivir escoltado tras publicar esta obra.