Akelarres, feminismo y fanzines

El grupo W.I.T.C.H. en pleno Akelarre en Chicago (Imagen de La Felguera)

Este fin de semana ha sido el del libro por excelencia; Madrid (y diversas ciudades de España) se han llenado de actividades por el Día del Libro. Entre esta vorágine de presentaciones, firmas y entrevistas con escritoras y escritores, el sábado un Akelarre de Fanzines Feministas llenaba la librería Traficantes de Sueños.

Los libros son maravillosos, pero los fanzines tienen una magia especial, la magia de la autoedición, la ilusión de los proyectos pequeños creados entre amigas y compañeras, lo subversivo de salirse de la industria editoral para lanzarte a la autoedición. Los fanzines son esos híbridos entre revistas y libros, con una extensión breve, una tirada limitada y sin una gran distribución. Sin embargo, en los últimos años han experimentado un auge que nos ha llevado a encontrarlos en grandes librerías como la que hoy nos ocupa.

Volviendo a este akelarre, allí pudimos disfrutar de los siguientes fanzines: Vulva Estelar, Akelarre Ciberfeminista, Regla Fanzine, Labio Asesino y Antorcha Ediciones. Este último más que un fanzine es una editorial de pequeños libros que analizan la misoginia.

Vulva Estelar con Mujeres de las vías de Murcia y Elisa McCausland. Foto de Belén Diego.

Vulva Estelar es un fanzine hecho por unas mujeres murcianas en el que se mezcla tanto el feminismo como las reivindicaciones de ese sur que siempre parece ser el marginado por los distintos gobiernos; con más sentido que nunca se puede gritar con este fanzine aquello que se canta en las manifestaciones: “De Norte a Sur, de Este a Oesta, la lucha sigue, cueste lo que cueste”. Las chicas de Vulva Estelar estuvieron acompañadas por las mujeres de las vías que llevan más de 200 años luchando porque el Ave llegue a Murcia soterrado. También las acompañó Elisa McCausland, autora del libro Wonder Woman, el feminismo como superpoder.

Les siguieron las mujeres de Akelarre Ciberfeminista que trajeron a Inés, activista de la_bekka. Entre todas debatimos sobre cómo sería una internet feminista, pensamos utopías en las que no hubiera redes sociales que no son seguras para las mujeres ni se nos pudiera chantajear con colgar contenido íntimo en las redes sociales porque “la privacidad es un derecho”.

Tras la pausa para la comida, le tocó el turno a Regla Fanzine, un espacio abierto donde tanto sus autoras como todas aquellas (o aquellos) que quieran colaborar pueden hablar abiertamente de la menstruación, tanto con experiencias propias como con poemas, fotografías, ilustraciones o, incluso, compartiendo remedios para aliviar los dolores menstruales. Regla Fanzine estuvo acompañada de la artista Eva Entropía.

Las penúltimas fueron Labio Asesino. Este fanzine nace con la intención de crear redes entre mujeres para poder vivir en este mundo patriarcal y hostil para nosotras. Con ellas estuvo Ana Muiña, escritora y editora en La Linterna Sorda, una editorial con libros tan geniales como Mujeres. Comunicación y conflictos armados, coordinado por Isabel Tajahuerce.

Terminaron Antorcha Ediciones, editorial que posee dos libros sobre feminismo en los que analiza la misoginia: Cómo reirse de una mujer gorda Comadres. Con ellas estuvo la crítica Grace Morales para comentar distintas imágenes de la cultura popular.

Traficantes de Sueños cedió su espacio para la organización de este encuentro en el que se juntaron mujeres feministas que subvierten al sistema con sus publicaciones deslenguadas autoeditadas que permiten que gocen de una libertad que no tienen aquellas que tienen que editar y publicar por las grandes editoriales. Una buena ocasión para conocer ese otro mundo editorial para, por qué no, celebrar el Día del Libro también con algún fanzine.

One thought on “Akelarres, feminismo y fanzines

  1. Pingback: PRENSA: Akelarre de fanzines en Traficantes de Sueños – regla fanzine