Los retales que la vida deja inesperadamente

“Creo en el llanto, en los sentimientos, en todo lo que salga de dentro y provoque una revolución fuera”. Esta es una de las premisas de Inesperadamente, el nuevo libro de Luis García Piedehierro (@luisgarciaph), que abandera la colección poética de Planeta.

En sus más de 200 páginas, Luis García ha querido plasmar sentimientos cotidianos del día a día, esas cosas que aparecen inesperadamente y de forma irrevocable dejan huella. Ahí radica también su necesidad por escribir y su inclinación hacia la poesía. “Para mí, escribir es la mejor manera de sacar lo que uno tiene dentro”, explica el autor. “Yo creo que todos los que tenemos una especie de sensibilidad fuera de lo común necesitamos sacarlo fuera. Además, hay gente que igual no tiene las herramientas para poder hacerlo y cuando te lee se siente reflejada. Es una forma de ayudar a los demás”.

Habla Luis de revolución en la contraportada del poemario, con lo que se hace casi obligada la pregunta de rigor. ¿Se puede hacer una revolución con las palabras? Es innegable que en los últimos años la poesía experimenta un auge en el mundo literario y para el escritor “la gente joven se está quitando la idea de la poesía como algo cuadriculado. Además, la poesía ha pasado de estar escondida en las librerías a ocupar un primer plano”.

Parte de la culpa de este auge la tienen las redes sociales, donde se ha fraguado este movimiento de poesía que ha hecho que los más jóvenes se sumen a versos desenfadados. Para el autor, las redes sociales constituyen “un buen termómetro para medirte a ti mismo y saber si lo que cuentas gusta o no”, así como permite una cercanía del escritor con el receptor que anteriormente quedaba fuera del juego literario, lo que “es un aliciente a la hora de escribir”. Además, sin entrar en el todo vale en que se puede incurrir al utilizar estas herramientas como medio de difusión, García Piedehierro piensa que “cada uno puede escribir lo que quiera. Luego ya es el lector el que decide si tú eres escritor o no. Al fin y al cabo, por mucho que pienses que eres escritor, al final siempre está quien te lee, que es quien te elige o no. Quien importa es el lector”.

¿Qué vamos a encontrar en Inesperadamente?

Inesperadamente es un libro de poemas que busca ahondar en el interior del autor y poner todos los sentimientos sobre la mesa. De corte intimista, puede circunscribirse a la corriente de poetas que pueblan el panorama actual.

Los poemas que componen este volumen destilan esa inmediatez a la que nos tienen acostumbrados las redes sociales, ese estilo de rompe y rasga a la hora de tratar el amor, pero un amor que se aleja del malditismo al que nos podría acercar la poesía. En concreto, el trabajo de García Piedehierro camina en consonancia con los últimos trabajos de Marwan, uno de sus autores fetiche y al que considera una de sus mayores influencias.

Desde mi punto de vista, Inesperadamente se construye desde la necesidad de contar algo, esos sentimientos que todos albergamos en el interior, aunque a la forma de contar ese algo todavía puede exprimirse más, quizás de una forma más madura.

A lo mejor lo que estamos
esperando es alguien que jamás
nos haya esperado.

Que se sorprenda cada vez
que nos mire.
Como si cada día fuera
la primera vez que nos besa.

Quizás, lo mejor es
no imaginar tanto
y andar sin mirar el futuro.