Por qué La Flaca es el mejor bar de copas de Madrid

la flaca

Atrás quedó la moda (y menos mal) de los enormes discotecones de varias plantas con luces parpadeantes y música que te dejaba al borde de la sordera. Lo siento, eso ya no se lleva. En Madrid hemos vuelto a los orígenes y buscamos tomarnos una copa en un bar donde las caras nos resulten conocidas e incluso donde podamos disfrutar de actuaciones en directo. Creo que “Flaca, no me claves tus puñales por la espalda…” es el fragmento del tema de Andrés Calamaro que más odiamos los habituales de La Flaca, porque eso significa que están echando el cierre. Suele sonar a eso de las 4 menos cuarto de la mañana. Algunos pensarán que es pronto, yo pienso que es la hora perfecta porque ahora el plan que mola es comer con los amigos, copeo en algún sitio mono, tardeo de La Flaca y hasta que el cuerpo aguante, vaya. Estas son las razones por las que La Flaca es el mejor bar de copas de Madrid:

la flaca
Foto: La Flaca
  1. Porque es un bar y no una macrodiscoteca. Perdónenme que insista (léase con voz a lo Matías Prats), pero hay que recuperar el concepto de bar. En los bares conoces a los camareros y ellos te conocen. Puedes entablar conversaciones más o menos normales porque el ambiente se presta a ello, algo que no ocurre en las discotecas donde mucha gente (no toda, claro) va hasta arriba de todo. Además, La Flaca tiene un patio interior que en verano se pone de bote en bote.
  2. Porque fueron pioneros en los tardeos y ahora todos los locales lo imitan. Este verano una persona me dijo que dentro de unos años en Madrid se iba a dejar de salir por la noche. Sinceramente, dudo bastante que eso vaya a pasar. Sin embargo, sí es cierto que cada vez se sale más por la tarde, y en este sentido el equipo de La Flaca fue visionario y estamos viendo  cómo numerosos locales se están subiendo al carro de los tardeos. Pero La Flaca siempre será La Flaca y el único bar que es capaz de formar colas de infarto en la calle Velázquez un sábado por la tarde.
  3. Por sus actuaciones en directo. Que pinchen tus canciones favoritas y las bailes con tus amigas está muy bien, pero si Cosa de Dos o Soniquete cantan en directo “Las cosas más pequeñitas” pues yo ya me emociono. Y encima programan actuaciones dos días a la semana, los jueves y los sábados. Eso sí, espero que te mole el flamenquito.
  4. Por su maravilloso equipo humano. A ver qué voy a decir yo si me paso allí los fines de semana. Pero bajo mi punto de vista, aquí es casi imposible discrepar. ¿Quién puede no ser fan de Felipe y Nico, que te reciben con una sonrisa en la puerta; o de Vicen, siempre cuidando que todo esté bajo control? Y eso por no hablar del solete de Alfon (sé que te gusta lo de solete, así que lo mantendré para que no te quejes), o de Nacho, uno de los socios fundadores que es un encanto.
  5. Porque fidelizan en lugar de buscar nuevos clientes. Nadie duda de la necesidad de ir creando nuevos clientes, pero es más importante no perder a los habituales que van a tu local semana tras semana. La Flaca se vende sola por razones que ya hemos nombrado antes, pero una de las claves de su éxito es que fideliza y mima a sus clientes habituales. Yo soy el claro ejemplo pero me consta que hay muchos más, y me baso en que veo siempre a ciertas personas todos los findes.
  6. Porque tienen una estrategia de marketing online que lo peta. Este factor no se valora lo suficiente y en la era de la web 2.0 es básico. Yo que me dedico a esto he observado detalles como la marcada estrategia de contenidos que manejan en redes sociales, el lenguaje cercano y enfocado a su target o las fotos editadas con sus colores corporativos. Y ya paro de enumerar para que nadie les copie.
  7. Porque consiguen que sus clientes seamos los mejores embajadores de La Flaca. ¿Hay alguien que haya ido a La Flaca y no se haya hecho una foto debajo del célebre cartel “Que el fin del mundo te pille bailando”? Espero que no hayas respondido que sí porque estarías muy fuera. Y si además luego ellos comparten tu foto en su perfil como que flipas, ¿no? A ver luego quién habla mal de La Flaca, es que es imposible.
  8. Porque puedes enamorarte. Había que meter algún punto cursi, digo yo. Pero ahora en serio. La Flaca es el tipo de bar en el que de verdad puedes conocer a alguien y que la historia vaya a más. Y lo digo yo que conocí a un noviete que tuve allí.
  9. Porque te mezclan La Oreja de Van Gogh con Demarco Flamenco y Maluma. Este punto se explica solo, ¿o no?
  10. Porque en La Flaca el fin del mundo te pilla bailando. En La Flaca puede pasar de todo, pero lo que es seguro es que el fin del mundo te pilla bailando.