Cinco libros de poesía escrita por mujeres

El próximo miércoles se celebra el Día Mundial de la Poesía y qué mejor forma de celebrarlo que disfrutando de un buen poemario. He querido seleccionar, de entre la gran cantidad de autoras y obras, a estas cinco poetas, algunas son autoras consagradas, otras son voces jóvenes contemporáneas, pero todas son grandes poetas.

  • Ariel (1965) Sylvia Plath

Clásico entre los clásicos es el último poemario de la escritora norteamericana. El libro salió cuando la poeta ya se había suicidado, fue su marido Ted Hughes quien decidió la publicación de esta obra donde, por razones que nunca ha querido explicar, no respeto para nada el orden de Sylvia. La mayoría de la crítica coincide en que es la obra más madura de la autora. La poesía de Plath en esta obra es de la que entra y duele, se puede ver el dolor hacia su padre (falleció cuando ella era pequeña) y el dolor también hacia la perdida del marido, hacia la infidelidad de Hughes. Plath se abre en esta obra para todas las que queramos adentrarnos en su dolor.

Foto de @itssylviaplath

“dispuesta

a  preparar el té y a dar masajes que ahuyenten la jaqueca,

y a hacer lo que le digas,

¿Te casarás con ella?

Viene con garantía”

  • El arrecife de las sirenas (2017) Luna Miguel

El último poemario de la joven escritora y el que cierra su “trilogía del cuerpo” junto con La tumba del marinero (2013) y Los estómagos (2015). Dedicado a su marido y a su hijo, Luna hace un canto a la maternidad en este libro y nos cuenta la fecundación, el aborto, la nueva fecundación y los primeros meses de vida. Según la propia autora este libro es distinto a los demás ya que “el estilo de los poemas que lo componen son muy narrativos, casi como cuentos infantiles”.

“me pides un poema feliz

y eso es algo casi imposible

porque cuando soy feliz no sé decirlo”

  • Soy vuestra voz (2005) Anna Ajmátova

Este es el título de la antología poética de la autora rusa que decidió ponerle Belén Ojeda a su edición. Ajmátova es una de las voces rusas más conocidas a nivel internacional. La autora vivió la Primera Guerra Mundial, la Revolución de 1917, la Segunda Guerra Mundial. Además, la obra tuvo que lidiar con la censura del régimen stalinista, los poemas de Ajmátova fueron prohibidos en los años 20, aunque la autora continuo editando sus poemas que se pasaban de mano en mano. Su poesía está impregnada de política, pero también de sentimientos, de amor, de soledad y de miedo.

“En lugar de una felicitación festiva

este viento áspero y seco

sólo le llevará el olor de la ceniza,

el sabor del humo y de los poemas

escritos por mi mano”

  • Las aventuras perdidas (1958) Alejandra Pizarnik

Elegir solo una obra de la gran poeta argentina ha sido una decisión demasiado complicada, sin embargo, esta obra guarda el que es mi poema favorito de la autora, El despertar . Además, dicen que en este poemario Alejandra se dejó influir por el imaginario surrealista, una de mis corrientes artísticas favoritas. La figura de la jaula, la importancia de la libertad, la sangre, el miedo, quizás sean estas figuras las que me han hecho elegir este poemario.

Foto de @PizarnikA

“Señor

La jaula se ha vuelto pájaro

y ha devorado mis esperanzas

Señor

La jaula se ha vuelto pájaro

Qué haré con el miedo”

  • Post Coño (2015) Gabby Bess

La poesía de Gabby Bess es de todo menos convencional, es una voz joven nacida en los Estados Unidos de 1992. El post del título no es casual y es que todos los poemas se titulan así, quizás sea por este postmodernismo que lo envuelve todo desde hace décadas. Bess tiene una poesía que huye de lo políticamente correcto, habla desde el cuerpo de una mujer, desde un cuerpo menstruante y desde ahí habla del feminismo en unos poemas que son extremadamente íntimos.

“Aunque ni yo misma soy yo, en cada fiesta busco a la persona

que más se parezca a mí.

Esa es la persona a quien besaré esta noche y si me equivoco, entonces supongo que estoy equivocada en algunas cosas”