Distancia Siete Minutos

Siete son los días que necesita la Luna para cambiar de fase. Siete son las maravillas del mundo. Siete son las cuerdas de la Lira y siete – algunos más y otros menos- son los minutos que necesitamos para darnos cuenta de que nuestra vida no es como realmente queremos.

El número siete – como dijo Hipócrates –  es el dispensador de la vida y fuente de todos los cambios.  En apenas siete minutos podemos sentir alegría y dolor.  Libertad y miedo. Aceptación y frustración. En siete minutos, Diego Lorca y Pako Merino son capaces de demostrarnos que la magia del teatro existe.

Ambos actores y su equipo llegaron a Madrid el pasado mes de octubre para despedir definitivamente su montaje “Distancia Siete Minutos”. El argumento  de esta obra junta en una línea temporal dos acontecimientos totalmente diferentes. Uno extraordinario y otro totalmente cotidiano. Por un lado, el envío y aterrizaje del robot espacial Curiosity. Y por otra parte, la búsqueda de la felicidad, la justicia o el destino que Félix, un joven juez, se ve obligado a hacer cuando tiene que convivir unos días con su padre después de que una plaga de termitas invadiera su casa.

Esta propuesta – basada en el teatro de creación –  invita al público a reflexionar sobre los aspectos realmente importantes en la vida. Este tipo de teatro se basa en el montaje y puesta en escena de un espectáculo que surge como fruto de la necesidad de expresarse. En este caso, los creadores y actores de esta obra han sido capaces de motivar a su público a tomar conciencia sobre algunos de los problemas de nuestra sociedad.

Para crear esta experiencia que va más allá del teatro tradicional, Diego Lorca y Pako Merino han hecho un viaje hacia la cotidianidad de nuestra vida. La han observado y nos la han contado. “Distancia siete minutos” es un montaje en el que cada persona crea su propio relato en función de sus decisiones, en función de lo que considera que es cotidiano. Ironía, humor y drama son las protagonistas de esta obra que habla – entre otros asuntos – de la búsqueda de la felicidad.  Una felicidad que cada vez es más difícil de encontrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *