Reseña: ‘Pequeñita’, de Paula R. Mederos

Llegaba hace unos días al buzón de esta cabecera un pequeño poemario editado por Ediciones En Huida. Paula R. Mederos firma Pequeñita, una selección de poemas donde intenta dejar patente sus heridas sin cicatrizar, como en cierto modo debe hacer la poesía. Unas 150 páginas de versos no demasiado conexos donde la autora juega a hilar ideas conforme a la estética poética actual, muy en consonancia con las encargadas de abrir y cerrar el volumen, Juana la Coja en el prólogo e Irene X en el epílogo.

Los temas recurrentes, sin embargo, se alejan tangencialmente de los tratados por su generación. Teniendo en cuenta que la edad de la autora, con 24 años es bastante difícil encontrar escritos coetáneos que traten ese sentimiento de maternidad frustrada al que apelan continuamente sus poemas que, sin embargo, deja una sensación de falta de verosimilitud, aunque el sentimiento germinador de los versos sea verdadero.

De la misma manera, formalmente la estructura de los poemas deja, a mí parecer, bastante que desear. Aunque las composiciones no son excesivamente largas, hay momentos en que se hacen pesadas de leer e incluso vacuas. Esta sensación de vacuidad se instaura sobre todo y paradójicamente en las composiciones más cortas, que se acercan a los haikus pero se quedan en meros tweets sin demasiado sentido.

A rasgos generales el poemario de Mederos no aporta nada nuevo al panorama poético actual, pese a que probablemente no sea su intención, pero sí que falta en estas letras algo que se salga fuera de lo común, que conmueva al lector, le haga meterse en los versos y verse reflejado en ellos. Si bien la autora da cuenta, como apuntamos anteriormente, de sus propias heridas, filias y vivencias personales, resulta difícil que quien recibe estos poemas se vea identificado en ellos y obtenga ese zarpazo conmovedor, helador y cálido a la vez, que debería tener la poesía.