20 años sin Diana

Por Sara Pérez (@sarap0va)

Hace veinte años que murió Lady Di. La princesa del pueblo británico, como la apodó el ex primer ministro Tony Blair, la madre del heredero a una de las coronas más importantes del mundo y quien compartió en la pequeña pantalla los desamores de un matrimonio que estaba lejos de ser real.

La madrugada del 31 de agosto de 1997, la princesa Diana de Gales fallecía tras un accidente de tráfico en el puente del Alma en París, después de una salida intempestiva del lujoso Hotel Ritz y una posterior persecución de los paparazzis.

Diana murió cuando el coche en el que viajaba se estrelló contra la columna del túnel del puente del Alma en París, después de una seguimiento de los fotógrafos que querían buscar las mejores imágenes de ella con su amante, el magnate egipcio Dodi Al Fayed, que también perdió la vida en el accidente.

Aquella noche de verano, murió Diana, Dodi, el conductor, que era jefe de seguridad del Hotel Ritz, Henri Paul y sobrevivió el guardaespaldas de la princesa, Trevor Rees-Jones,  a partir de entonces empezaron a salir a la luz varias teorías sobre el posible asesinato de la princesa y comenzó a surgir el mito de Diana.

La muerte de Lady Di conmocionó a Reino Unido en una de las mayores expresiones de dolor jamás vistas en el país y el mundo se paralizó por unas semanas para mostrar los respetos a la princesa delante del palacio de Kensington, donde Diana vivió durante quince años y ahora residen los príncipes.

Durante los siguientes años, Diana volvió a ser noticia, ya para recordar su labor humanitaria y subrayar su carácter altruista con los más necesitados o para revivir la teoría de que había sido víctima de un atentado.

En el año 2008 se dió carpetazo al caso, y se culpo a Henri Paul de conducir aquella noche bajo los efectos del alcohol y hubo críticas a los paparazzis que la persiguieron por el túnel. Sin embargo, siguieron saliendo cintas nunca vistas con anterioridad de la princesa o nuevas historias que alimentaron los tabloides británicos.

Con motivo del vigésimo aniversario de la muerte de la princesa, los documentales sobre su vida, exposiciones con sus vestidos y cintas inéditas vuelven a salir a la luz intentando revelar los secretos más íntimos de Lady Di.

Los príncipes Guillermo y Enrique han hablado abiertamente de sus sentimientos acerca de los acontecimientos ocurridos en torno a la muerte de su madre y han dicho que esta era la última vez.

Quizás uno de las declaraciones reveladoras, fue la del príncipe Enrique, quien se expresó sin ataduras sobre su madre y quien criticó a los paparazzi que la siguieron e hicieron fotos en el lugar del accidente mientras se estaba muriendo en el asiento trasero del vehículo.

Detrás de la mujer más famosa del mundo, que se caracterizaba por su elegancia, por su solemnidad y resaltaba por su labor humanitaria, se escondía una mujer que rodeada de gente se sentía sola después de la separación con Carlos por “un matrimonio en el que convivían tres personas”, en referencia a la amante de su esposo, la duquesa de Cornualles, Camilla Parker.

Diana cambió la monarquía sin llegar a reinar y quizás eso fue lo que le caracterizó como una verdadera reina, con un corazón grande y elegante.

La historia de Diana revive cada verano y el mundo nunca se cansa de saber más sobre la princesa con una historia de best-seller.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *