La paridad inexistente del gabinete de Macron

Por Sara Pérez (@sarap0va)

Paridad cuantitativa, no cualitativa. Solo una mujer tiene una cartera de peso dentro del gabinete del nuevo Ejecutivo.

gabinete macron - elpais

Un poco de izquierda y otro poco de derecha, políticos de carrera, del sector privado y de entidades sin ánimo de lucro, veteranos y novatos y paridad de sexos. El presidente de Francia, Emmanuel Macron ya ha dejado claro cómo será su primer Gobierno destinado a enfrentarse a la primera era ‘macronista’.

El gabinete es diverso, tal y como quería Macron. De los 22 integrantes, la mitad son mujeres; hay cinco socialistas, cuatro centristas, tres conservadores y dos de izquierda. Macron ha creado un equipo de caras de veteranos socialistas junto a la derecha moderada, que siendo algo novedoso marca una limitada renovación, pues algunos son viejos amigos de gobiernos anteriores.

Macron ha cumplido con la paridad de sexos que había prometido si llegaba al Elíseo. Hay once hombre y once mujeres, aunque bien es cierto que las carteras con mayor peso serán dirigidas por hombres. Tan solo el ministerio de Defensa estará dirigido por una mujer, Sylvie Goulard, una europeísta convencida y conectada con Bruselas.

Una de las grandes sorpresas del nuevo Ejecutivo es el ministro de la Transición Ecológica y Solidaria, Nicolas Hulot. Aunque, el famoso ecologista apareció en las opciones de Gobierno de otros presidentes, hasta ahora todas las había rechazado, lo que supone un gesto de apoyo de los sectores verdes del país después del nombramiento del Primer Ministro, Édouard Philippe, quien fuera director de una empresa de energía nuclear.

La táctica de Macron no ha convencido a los partidos tradicionales. Para los socialistas y la izquierda de Mélenchon es un Gobierno de derechas. Para los republicanos es un un gobierno formado por “traidores” que han decido unirse al centrista y defienden que puede servir para desestabilizar a su partido después de robar a los políticos moderados. Sin embargo, una parte de los militantes republicanos ya han tendido la mano a Macron y más después de la entrada de personalidades como los conservadores Bruno Le maire, que ocupará la cartera de Economía y Gérald Darmanin que llevará las cuentas públicas.

El nuevo equipo de Macron ha dejado claro cuales son los pasos a seguir en los próximos años en la política francesa. El primer obstáculo a superar son las elecciones legislativas del 11 y 18 de junio, lo que puede forzar al presidente a cambiar su equipo sino obtiene una mayoría decisiva. Aunque con la fórmula de Macron de crear un gobierno diverso y atractivo a ambos lados, los peor parados puede que sean Los Republicanos y el Partido Socialista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *