5 restaurantes de Madrid que amarás esta primavera

Por Adriana Benito (@adriactriz)

Abro este post con un topicazo un poco rancio pero que es asquerosamente cierto: la primavera la sangre altera, y que levante la manita quien no esté de acuerdo conmigo. La primavera siempre nos desubica, suelen reflotar nuestras pasiones más intensas y la indecisión se convierte en la reina del cotarro. Seguro que muchas de estas noches de mayo salís y no tenéis ni idea de dónde cenar, así que os facilito el trabajo y os sugiero 5 restaurantes de Madrid para ahorraros quebraderos de cabeza.

  1. La Chelinda (calle Ponzano, 40)
Diseño sin título (7).jpg
Foto: guiaocio.com

La Chelinda llevaba en mi lista de restaurantes pendientes desde que abrió las puertas en la calle Ponzano. Hace unas semanas me decidí a reservar y puedo deciros que fue todo un acierto. Para empezar, no me gustaría pasar por alto que el nombre de este negocio es un homenaje a todas aquellas heroínas que defendieron su México querido a principios del siglo XX, y solo por este detalle debería llamarnos la atención. Su decoración desenfadada convierte a La Chelinda en el sitio perfecto para cenar un viernes con tus amigas y, de paso, haceros la foto perfecta para subir a Instagram (venga, no lo neguéis, lo estáis deseando). Imprescindibles sus nachos (cómo ir a un mexicano y no pedirlos), el queso fundido con carne de cerdo al pastor, los tacos arrachera y cualquiera de sus burritos (tienen una opción vegetariana). Para beber es obligado el cóctel margarita, por supuesto.

  1. La Atrevida (calle Lagasca, 64)
la atrevida.jpg
Foto: La Atrevida

Este restaurante también posee un nombre con tintes históricos. En este caso, hace referencia a un buque de guerra español que, en 1789 y bajo el reinado de Carlos III, formaba parte de una expedición que se lanzó a visitar las posesiones españolas en América y Asia. Óscar Velasco, Premio Nacional de Gastronomía en 2007, es el director gastronómico de La Atrevida, razón por la que merece la pena rendirle una visita. Este restaurante cuenta con dos espacios: uno con mesas informales junto a la barra y un salón más elegante con mesas de mantel blanco. En la barra puedes degustar tapas, embutidos y algunas raciones, y si te apetecen platos más elaborados no tienes más que reservar una mesa en el otro ambiente de este negocio. La ensaladilla rusa de La Atrevida es de las mejores que he probado, os la recomiendo. Además, se atreven con propuestas como la tortilla fresca de queso y champiñones, raviolis rellenos de mejillones al jerez o el salmón con jugo de marisco y verduras.

  1. El Chiringuito de El Señor Martín (calle Mayor, 31)
el chiringuito.jpg
Foto: El Chiringuito de El Señor Martín

Una de las ventajas que tiene El Chiringuito de El Señor Martín es que está situado en pleno centro, así que si un día estás paseando por Sol y te cuadra no dejes pasar la oportunidad de conocerlo. Su decoración es original y divertida, tendrás la sensación de estar en un chiringuito de playa en medio del asfalto y el estrés que respiramos en Madrid. De repente te verás rodeado de flotadores, peces y un mar de colores, y ya no querrás salir de allí. Si eres uno de los adeptos incondicionales del bocata de calamares estás de suerte porque aquí lo preparan y además con un toque vanguardista. ¿Que cómo es eso posible? Pues con pan de cristal y mayonesa de ajo negro, el resto lo descubres tú. Las croquetas de gambas al ajillo están impresionantes, y ofrecen muchos más platos: salpicón de marisco, tartar de atún rojo con guacamole, tortilla “mal hecha” de camarones fritos…

  1. Makkila Serrano (calle Serrano, 110)
makkila.jpg
Foto: comiendosemadrid.blogspot.com.es

Con Makkila le rendimos tributo a uno de los clásicos de la capital, pero opino que en este caso lo tiene bien merecido. ¿Estáis aburridos de hacer siempre los mismos planes? Igual el próximo sábado es el día ideal para un tardeo en La Flaca y luego cenita en Makkila. La decoración está envuelta de cierto aire intimista pero en su justa medida, así que encaja tanto para ir con amigos como con la persona que te gusta o con tu pareja si la tienes. El tamaño de los pinchos no está nada mal, nos gustaron sobre todo el de pastel de cabracho, el de foie con queso de cabra y el bao de carrillera ibérica. Además, ofrecen ensalada y una variedad de raciones como los chipirones encebollados, las croquetas de carne asada o los rollitos de verduras con confit de pato.

  1. Con 2 Fogones (calle San Bernardino, 9)
con 2 fogones
Foto: Con 2 Fogones

Con 2 Fogones es un oasis de tranquilidad en Madrid, uno de los tesoros que encuentras callejeando por los alrededores de Plaza de España. Entre los puntos fuertes de este negocio destaca la delicadeza que reflejan con los clientes vegetarianos, puesto que brindan la posibilidad de eliminar la parte cárnica de ciertos platos y, para los veganos, se muestran solícitos a preparar algún plato a su medida. En su carta encontramos propuestas como el ceviche de corvina, el risotto de espinacas, la hamburguesa de vegetales o el cachopo de ternera, por lo que manejan opciones para todos (o casi todos) los gustos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *