Prende la mecha

Hacer Periodismo no es fácil. Nunca lo ha sido. Y nosotros lo asumimos desde el primer momento en que pusimos el pie en aquella facultad de Ciencias de la Información. Intuimos que los grandes medios apenas tienen un hueco para los que empezamos, así que decidimos emprender nuestra propia carrera desde cero.

Hace un año que le dimos el pistoletazo de salida a nuestra Línea de Fuego. No, no ha sido fácil. Compaginar estudios y trabajo con un proyecto propio, donde los máximos responsables somos nosotros, a veces se nos quedaba un poco grande. Pero si de algo estamos seguros es de que para sacar algo adelante hay que trabajar.

Nuestro trabajo desde ese momento sería contar historias. Historias de los que fueron, de los somos, de los que serán. Al fin y al cabo, para escribir solo hacen falta dos cosas: tener algo que decir y decirlo. Nosotros sentíamos que había muchas historias que estaban siendo calladas.

Intentamos seguir los pasos de aquellos que nos inspiraron y, después de un año de andadura, tenemos claro cuál es nuestro camino y nuestro cometido: dar voz a quienes no la tienen y que no pase desapercibida. Pero no podemos hacerlo solos. Necesitamos contarle estas historias a alguien. Y queremos que seas ese alguien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *