Maitake: el restaurante japonés que venera los contrastes

Por Adriana Benito (@adriactriz)

A los que siempre hemos vivido en Madrid no nos sorprende su bullicio, sus calles atestadas de gente, la lluvia en hora punta y los retrasos en el metro. Pero de vez en cuando es necesario parar, sentarse y disfrutar del momento, del presente. Y qué mejor lugar para hacerlo que un restaurante japonés. Esta vez nos encaminamos hacia Maitake, un local que abrió sus puertas el pasado 7 de abril y que se encuentra en el número 105 de la calle Alcalá. Gonzalo Colomer, propietario del negocio, ha confiado para esta aventura en un chef que conoce al dedillo todos los secretos del pescado: Noel Hernández. Esta semana nos decantamos por la cocina oriental y por la delicadeza y la paz que envuelve a Maitake. ¡Te lo contamos todo!

La carta

maki
Los makis de Maitake son una delicia. Foto: Maitake

Los redactores de La Línea de Fuego somos esa clase de personas a las que se nos conquista por el estómago, y la carta de Maitake nos ha enamorado perdidamente. Tal vez lo que más me gustó fueron los contrastes por los que apuestan en su cocina, combinando el salado con el dulce y sabores más suaves con salsas picantes. Nosotras degustamos el tartar de salmón Kimuchi (de los mejores que he probado, con grandes tacos tanto de salmón como de aguacate), los nigiris de pez mantequilla con paté de trufa, los makis de foie y mermelada de higos (espectaculares, mi plato favorito) y como colofón la tempura helada (bizcocho tempurizado con helado de vainilla). La carta cuenta con muchas más propuestas como el carpaccio de chutoro con salsa miso, el sashimi de atún, los temakis de anguila o el pollo Teriyaki. Te animamos a que experimentes todo lo que puedas y te empapes de la gastronomía japonesa en Maitake… ¡Seguro que no te arrepientes!

La decoración

decoracion maitake.jpg
En la decoración de Maitake predominan el blanco y la madera. Foto: madridcoolblog.com

Uno de los motivos por los que tenía tantas ganas de cenar en Maitake es porque me parecía una auténtica monada. Lo había fichado por Instagram y me llamaba la atención el protagonismo del  blanco en su decoración, con la luminosidad inequívoca que este color aporta. Desde que atravesamos la puerta de entrada estuvimos muy atentas para no perdernos ningún detalle. El minimalismo es el rey de Maitake, y la madera juega un papel esencial a través de la materialización en las mesas, sillas e incluso en la pared. Los espejos terminan de redondear ese aire relajado que exuda el restaurante y que nos encanta.

El servicio

En La Línea de Fuego siempre examinamos con lupa el trato del servicio de todos los restaurantes a los que vamos y en Maitake han obtenido sobresaliente. Creo que muchos de vosotros estaréis de acuerdo conmigo en que el uso correcto de los palillos es casi una ciencia, y Víctor nos ayudó con un truquito para facilitarnos la tarea. Además, nos recomendó la tempura helada y puedo asegurar que poco nos faltó para chuparnos los dedos. Andreína también estuvo muy pendiente de nosotras y contribuyó a que la velada fuera perfecta.

#ParaIrCon

El caso de Maitake es bastante curioso. Por una parte, me ha parecido chulo para una cena con tu pareja pero también es muy original para una comida de negocios por esa elegancia tan sobria que se respira.

El precio

Como siempre, dependerá de si pides más de una bebida o de si te atreves con el postre, pero oscilará alrededor de los 20 euros por cabeza.

Si quieres saber más

Te invitamos a que visites la web de Maitake, su fan page y su perfil de Instagram.

sashimi.jpg
En la carta encontrarás varios tipos de sashimi para elegir. Foto: Maitake
carta maitake.jpg
¡Si tienes pensado cenar en Maitake ve entrenando con los palillos! Foto: Maitake

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *