Cómo Bruce Davidson consiguió esperanzarme

Por Borja Romero (@borHopes)

 

Hasta enero del 2017 podemos disfrutar en la fundación Mapfre de Madrid (Bárbara de Braganza, 13) de una ambiciosa retrospectiva del fotógrafo estadounidense Bruce Davidson, de la que el mismo artista comentó emocionado cómo en aquellos pasillos estaba retratada su vida.

En la exposición podemos ver series muy tempranas como ‘The Walls’, sus publicaciones en Life o Esquire o sus series más complejas y humanistas.

tumblr_lw79vvai7j1r8r5ouo1_1280.jpg
Fotógrafo Bruce Davison.

Lo único que yo sabía acerca del retratista es que trabajó en la agencia Magnum y que fue muy precoz en la fotografía, pero no me esperaba -al ver su obra- el impacto ni el shock emocional al que me llevaron los trabajos desarrollados durante años por el artista. Mi experiencia en la sala de exposición fue de encuentros totales, de hundirme en el fango y no pasar liviano a la siguiente muestra.

6a00df351e888f88340112796e067828a4-800wi.jpg

Lo catalogan de muchas cosas, en el mismo ejercicio maníaco-compulsivo de necesitad de etiquetar y catalogar todo, pero de todas ellas la que más me convence es la de humanista, y es que si algo es Bruce Davidson es humano. Su fotografía es directa y honda, con una creencia fuerte en la idea de serie, con reflejo de un respeto total en la praxis fotográfica eludiendo simples sensacionalismos. Se me hace muy difícil recordar el número de imágenes que me removieron por dentro, la gran mayoría de sus fotos te hacen llegar no sólo la estética de un ojo que sabe donde mirar, si no que transmite la historia intrínseca. Davidson arrastra desde muy joven una densa melancolía en su trabajo difícil de explicar –aunque también podemos ver fotografías más icónicas y superficiales. Particularmente, conecté pensamientos y reflexiones propias con su obra y su manera de hacer, y me sentí como en casa.

2672e3591c46d9b7eeebe6201d882886.jpg

Paseaba por los pasillos de la exposición y al llegar a la serie de tiempo de cambio, de la lucha por los derechos de las personas de color, escuchando ‘A change is gonna come’ de Sam Cooke -por recomendación de la guía del museo- no pude evitar emocionarme. Vi esperanza en los rostros de todas aquellas personas, una esperanza que ya estaba en la mayoría de fotografías anteriores, una esperanza que sobrevive a su obra. Había leído en los folletos de la exposición como hablaban de la esperanza en la obra del artista, pero no me imaginaba que fuese algo tan fuerte: en sus obras puedes sentir la esperanza de cambio, la lucha colectiva en cada mirada individual; y te sientes más fuerte, te reconstituyes, crees más en la fotografía y crees más en el mundo. Bruce Davidson ha pasado a mi lista de fotógrafos indispensables y no ha sido sólo por retratar a Martin Luther King ni a mis amados jockers neoyorquinos.

bruce-davidson-widow-of-montmartre-2.jpg

 

One thought on “Cómo Bruce Davidson consiguió esperanzarme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *