Turismo literario, otra forma de viajar

Por Carmen Sánchez (@edhelgrim)

A las puertas de agosto, muchos de nosotros acabamos de empezar nuestras vacaciones. Aunque llevamos esperándolas todo el año, a veces es inevitable que se nos echen las fechas encima y no tengamos un destino para esparcir la mente y el cuerpo unos días. Si no te decides entre playa o montaña, entre chiringuitos o senderismo, nosotros te proponemos una alternativa a las vacaciones convencionales: el turismo literario. Aquí, diez lugares que puedes visitar y, a la vez, disfrutar de la Literatura.

  1. Soria. Puede ser que ni en tus pensamientos más remotos hubieses pensado que Soria sería un buen destino vacacional. Dejando de un lado que entre su geografía se esconden pueblos verdaderamente sorprendentes (San Esteban de Gormaz, por ejemplo, es una auténtica maravilla escondida), si eres fan de la generación del 27, es una parada obligatoria. Allí puedes encontrar la casa donde Antonio Machado vivió mientras era profesor en el Instituto de Bachillerato entre 1919 y 1932. La antigua pensión se conserva prácticamente intacta y en ella se puede ver una pequeña biblioteca que alberga todas las obras del escritor, incluso las cartas que le escribía a su Guiomar. Se encuentra en la calle de los Desamparados 5 y la entrada puede adquirirse por 2,5€.
  2. Salamanca. Si hay un destino literario por excelencia en España es Salamanca. No sólo puedes visitar la universidad más antigua del país, sino que puedes pasear por las mismas calles que pasearon muchos de los grandes literatos de nuestra historia. En cuanto a las visitas, puedes echarle un vistazo a la casa de Santa Teresa de Jesús. Además, puedes visitar el huerto de Calixto y Melibea y recrear la novela de Fernando de Rojas. Pero si no te va mucho la literatura medieval, también puedes visitar la de Miguel de Unamuno cuando fue rector de la Universidad, donde además están integrados el Servicio de Archivos y Bibliotecas de la Universidad de Salamanca.

    la-regenta
    Estatua en representación a Ana Ozores.
  3. Oviedo. Si eres amante de la literatura del XIX y en especial de Clarín, Oviedo es una parada obligatoria. Allí podrás adscribirte a la ruta clariniana, que toma como referente La Regenta y andar por las calles donde Clarín ideó Vetusta y puso sobre sus calles a Víctor Quintanal y Ana Ozores. Esta última tiene una estatua que la conmemora en la plaza de Alfonso II, frente a la catedral.
  4. Almendralejo. Situada en la provincia de Badajoz, es la ciudad que vio nacer a José Espronceda, “el príncipe del Romanticismo”, concretamente en el Palacio de Monsalud. En su salón de Actos pueden verse sendos retratos de la marquesa de Monsalud junto al del escritor romántico y al de Carolina Coronado, también escritora, considerada la equivalente extremeña a Rosalía de Castro e incluso calificada como “El Bécquer femenino”. Además, hay una fuente a modo de monumento donde pueden verse bustos de ambos literatos.
  5. Teruel. Tirso de Molina o Tomás Bretón, entre otros, recrearon la leyenda de los amantes de Teruel, datada del siglo XIII. En esta ciudad, en la iglesia de San Pedro, puede visitarse el mausoleo dedicado a los amantes, a los que enterraron juntos para que al menos de esa manera pudiesen conmemorar su amor. La obra la firma Juan de Ávalos.
  6. Ruta de don Quijote. Si lo que te apetece es un road trip por la península, qué mejor excusa que rendir homenaje al máximo exponente de las letras españolas. Así que coge el coche y prepárate para visitar los mismos sitios que don Quijote y Sancho recorrieron en las aventuras contadas por Cervantes. Además, qué mejor manera de conmemorar el 400 aniversario de la muerte del Príncipe de los Ingenios que esta. don-quijote
  7. Madrid. Reconozco mi debilidad por la capital y toda su oferta cultural, pero creo que una de las facetas más desconocidas de la ciudad es el Madrid de los Austrias. Por eso quizá una de las rutas literarias e históricas más interesantes sea la de el Madrid del Capitán Alatriste. Paradójicamente se llamó Siglo de Oro a una de las épocas más oscuras de España, cuando el Imperio empezó´ su declive, pero no por ello sus letras siguieron el mismo rumbo. En esta ruta, el Ayuntamiento de Madrid propone como visitas obligadas la Plaza de la Villa, la Plaza Mayor, la iglesia de San Ginés, la Casa-Museo de Lope de Vega y la Posada de la Villa. Pero si lo que quieres es meterte de lleno en los libros de Arturo Pérez-Reverte, aunque sea para tomar una caña, debes hacer un alto en la Taberna del Capitán Alatriste. Aunque no encuentres a Quevedo o a Copons en ella ni Caridad la Lebrijana te sirva el refrigerio, puedes sentirte por un momento en un viaje al pasado en la que en otro tiempo fue llamada la Taberna del Turco. Además, ya que estás en la capital, reserva un rato para pasarte por el Museo del Romanticismo y perderte por el cuarto de Larra o la sala de los Literatos y Artistas.
  8. Granada. No es nada nuevo encontrar esta ciudad entre los destinos turísticos preferidos tanto por españoles como extranjeros. Pero este año se cumplen 80 desde el asesinato de uno de sus nombres más significativos: Federico García Lorca. La propuesta se inicia con un recorrido que va desde Fuente Vaqueros, localidad donde nació el poeta, hasta Fuente de la Teja, pasando por la casa familiar en Valderrubio. Además, en el parque García Lorca de Alfacar puedes visitar el olivo y el monolito que recuerdan la muerte del poeta.

    la-granada-de-lorca
    Monumento a García Lorca.
  9. Londres. Si te apetece salir de España, ya que estamos hablando de aniversarios, te proponemos Londres. Reino Unido también está de celebración del 400 aniversario de la muerte del máximo exponente de sus letras, Shakespeare. Qué mejor momento que este para hacer un recorrido por los sitios donde vivió y creó el poeta y dramaturgo inglés. Puedes visitar el teatro Blackfriars y el Globe, donde se representaban las obras de Shakespeare. En la iglesia St Andrew by the Wardrobe se conserva uno de los seis manuscritos con firma del escritor o visitar el sitio donde estuvo la casa en la que escribió obras como Otelo Macbeth, junto al Museo de Londres, aunque la placa conmemorativa se retiró en la Segunda Guerra Mundial y nunca volvió a ponerse. Si eres fan de la literatura de misterios, en especial de Arthur Conan Doyle y su Sherlock Holmes, no dejes de visitar el 221 de Baker Street, la casa que recrea donde vivieron y combatieron el crimen el detective y su ayudante Watson.
  10. Verona. Siguiendo con Shakespeare, pero en otros lares, te proponemos Verona y revivir el amor de Romeo y Julieta. Quizá sea un poco pasteloso, pero allí puedes visitar la Casa de Julieta, donde cientos de turistas provenientes de todos los puntos del planeta dejan cada año escriben cartas a Julieta contando sus amores y desamores. Y, por qué no, evocar aquellos versos de “¡No sé cómo expresarte con un nombre quien soy! Mi nombre, santa adorada, me es odioso, por ser para ti un enemigo. De tenerla escrita, rasgaría esa palabra”.

    Balcón de la casa de Julieta en Verona.
    Balcón de la casa de Julieta en Verona.

Y tú, ¿vas a hacer turismo literario este verano?

0 thoughts on “Turismo literario, otra forma de viajar

  1. Me apunto todos esos destinos, pero qué suerte vivir en uno de ellos, viajar de vez en cuando a otro y haber visto ese balcón encantador hace seis meses.
    Magnífica entrada, tendré en cuenta esos lugares que recomendáis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *