Mi música tu refugio, música por una buena causa

Por Tatiana Arenas (@tatianaarenas_) y Carmen Sánchez (@edhelgrim)

Los pasados días 27 y 28 la sala El Sol acogió dos jornadas llenas de música por una buena causa: conseguir fondos para los refugiados que huyen de la guerra. En La Línea de Fuego estuvimos con ellos en la primera jornada, donde artistas de la talla de Pancho Varona, Izal, Sidecars, Alondra Bentley o Sex Musseum consiguieron reunir a cerca de un centenar de personas para concienciar sobre el problema.

El actor Pepe Viyuela fue el encargado de presentar los conciertos y transmitir la necesidad de aportar una solución al problema de los refugiados. “Que este tipo de cosas sucedan, que la ciudadanía nos juntemos para ponernos manos a la obra dice mucho. Creo que sitúa un punto de esperanza al final del túnel, da la pauta de que por lo menos hay corazones que son capaces de reaccionar ante este horror”, contó ante un atento público.

IMG_2690.JPG
Juancho de Sidecars. Fotografías: @tatianaarenas_

Tras las palabras de Viyuela llegó el turno de disfrutar de la música. Davide Matellán fue el primero en subirse al escenario de El Sol para hacer al público entrar en calor con ‘Magnética, enérgica’. A él le siguió la banda Sidecars, con quien el público coreó canciones como ‘La Tormenta’, ‘Los amantes’ y ‘Contra las cuerdas’, temas que forman parte de su último trabajo compuesto por la grabación de acústicos.

La música más veterana la trajo Pancho Varona, que puso voz y homenaje a la canción que le hiciese al recientemente fallecido Manolo Tena, ‘Quiero beber y no olvidar’. ‘No me importa nada’, canción que compuso para Luz Casal también sonó en El Sol, para acabar su intervención con una canción que a la jornada le venía como anillo al dedo: ‘Clandestino’, de Manu Chao.

Alondra Bentley, acompañada en esta ocasión por Nine Stories, inundó El Sol con su voz dulce acompañada de guitarra y piano a ritmo de soul. El dúo interpretó algunos de los temas de ‘Resolutions’, disco que Bentley presentó en esta mítica sala de Madrid a principios de año. El Niño de Elche puso el toque ecléctico e impactante recitando al lado de vaivenes de guitarra eléctrica.

IMG_2881.JPG
Miguel Pardo de Sex Museum

Los rockeros Sex Museum, una banda con un recorrido de más de 30 años por los escenarios, puso a la sala en pie y la nota de macarrería a la noche.

IMG_3234.JPG
Gato y Mikel de Izal.

Pero el punto fuerte de la noche llegó sin duda con los chicos de Izal, uno de los grupos más esperados. Con ‘Palos de ciego’ empezaron su actuación, seguida de ‘La piedra invisible’, ‘Qué bien’ y ‘La mujer de verde’.

El broche a esta noche de música solidaria lo pusieron El Twanguero y Pájaro. Pop, rock, soul y buenrollismo fue la sensación que dejaron las actuaciones, pero sin olvidar el mensaje primario por el que todos los presentes ocuparon El Sol las noches del miércoles y el jueves: concienciar de que en Europa no podemos mirar hacia otro lado con la crisis de los refugiados y que mientras sea posible está en manos de la ciudadanía ayudar, aunque sea en con gestos tan simples para nosotros como comprar la entrada de un concierto.

Para los interesados en colaborar aportando fondos para las entidades de ayuda al refugiado ACNUR, ACCEM, CEAR y Cruz Roja, todavía puede donarse dinero en la “Fila 0” C/C 0049 1892 64 2113287273 / IBAN: ES57 0049 1892 6421 1328 7273, cuenta que estará abierta hasta el próximo jueves.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *