Tres museos indispensables en la Ciudad de México

Por Citlali Rubio (@CitlaP)

La Ciudad de México, capital del país, es siempre una buena opción para visitar, con un sinfín de atracciones turísticas, ocio y con una de las mejores gastronomías del mundo. El New York Times, la eligió como el mejor destino para visitar en el 2016 entre otras 55 más que ocupan la lista, calificándola como una metrópoli que lo tiene todo.

Así es, CDMX tiene de todo y por ello no te puedes perder nuestra recomendación de los tres museos más representativos.

MNA
Museo Nacional de Antropología Ciudad de México. Citlali Rubio

Museo Nacional de Antropología

Todo ranking que se precie sobre los museos de esta ciudad y de México en general, no puede obviar de ninguna forma al MNA. De hecho la conocida web TripAdvisor lo sitúa como el décimo mejor museo del mundo para visitar.
Se trata de un museo que expone la historia de Mesoamérica a través de objetos, restos arqueológicos, recreaciones y demás que explican la vida de la América Prehispánica; mayas, aztecas, zapotecas, incas, wicholes y todas las etnias que conforman la historia social y cultural de México y América.

El edificio es obra del arquitecto mexicano Pedro Ramírez Vázquez, que lo comenzó a construir en 1963 para terminarlo un año después, consta actualmente de 23 salas de exposición permanente, una de exposiciones temporales y dos auditorios en 8 hectáreas de dimensión. Es la combinación perfecta entre tradición y modernidad; las exposiciones que en él albergan y el continente que las acoge forman la mezcla adecuada para entender quiénes somos y de dónde venimos.

Mi recomendación: ir temprano y bien desayunado. Si quieres recorrerlo entero en un solo día te llevará más de 4 horas aproximadamente. Al ser un museo tan grande, casi nunca hay aglomeraciones turísticas porque se distribuyen en sus 23 salas. Pero aun así como todo monumento turístico es recomendable evitar los fines de semana. El costo es de 65 pesos mexicanos (3.5€ aprox).

Palacio de Bellas Artes

Bellas Artes es posiblemente la insignia más conocida de la ciudad, museo y teatro. En sus más de 40 años de construcción han pasado varios arquitectos que han modificado el proyecto, por eso su variedad de estilos, una mezcla de Art nouveau y art decó, pero quien inicio este monumento allá por 1918 fue Amado Boari.

Ubicado en el centro de la ciudad junto a la alameda central, es uno de los principales atractivos de la zona. En sus orígenes se convirtió en el primer museo de arte de México.

El edificio alberga el museo del palacio de bellas artes donde se encuentran 17 obras de los grandes muralistas mexicanos como Rivera, Orozco, Tamayo o Siqueiros, el museo nacional de arquitectura y tres salas de teatro.

La fachada está hecha a base de mármol al igual que gran parte del interior, este edificio se ha ganado la consideración de monumento artístico por la Unesco.

Mi recomendación: Buscar los horarios de las visitas a las salas para poder hacer un tour completo del edificio ya que la entrada general sólo incluye la visita al museo.

munal
Museo Nacional de Arte. Citlali Rubio.

Museo Nacional de Arte

En pleno centro histórico, en la famosa calle Tacuba, se encuentra este espectacular edificio que llama la atención de todo el que pasa por ahí. Es un antiguo palacete de estilo ecléctico con predominio de neoclásico y renacentista. Data de principios del siglo XX con más de cien años de historia. En 1982 fue inaugurado como museo para acoger lo mejor del arte mexicano desde el siglo XVI al XX, arte paisajístico, religioso, retratos y esculturas.

No solo de Rivera y Kahlo vive el arte mexicano, por lo que es vital conocer este museo para ver a los grandes paisajistas y retratistas de la época, las influencias de la escuela de Sevilla y de los clásicos españoles como Goya y Velázquez en los pintores mexicanos.
Cómo los tres elegidos en esta lista el MUNAL es también una perfecta combinación entre arquitectura y exposiciones; puedes recrearte horas viendo su fachada, interior y su impresionante escalinata de palacio.

Recomendación: Desayunar o comer en el famoso café Tacuba situado en la misma calle, para luego ir al museo y continuar conociendo el centro histórico. Precio 65 pesos mexicanos (3.5€)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *