10 cosas que tal vez no sabías sobre el Estado Islámico

Por Nicolás Ribas (@nicolasribas_)

1. El Estado Islámico no es un simple grupo terrorista, ya que actúa como un Estado que controla determinados territorios en los que viven aproximadamente 8 millones de personas (principalmente en Siria e Irak). Incluso tienen sus propias escuelas, hospitales públicos, mercados, etc.

2. El Estado Islámico tiene sus orígenes en la guerra de Irak. De hecho, Al Bagdadi, líder de EI, estuvo en las cárceles de Camp Bucca (Irak, 2004). ¿Se acuerdan de la famosa foto de las Azores y del “no” a la guerra? Pues bien, de aquellos barros estos lodos.

3. El Estado Islámico y Arabia Saudí comparten la misma visión del mundo (islamismo extremista bajo la rama del wahabismo suní).

4. Arabia Saudí, un país teocrático y dictatorial, tenía muy buenas relaciones con el rey Juan Carlos I y las tiene ahora con Felipe VI. Entre otras cosas, España vende armamento a Arabia Saudí.

Felipe VI - Casa Saúd

El Rey Felipe VI saluda al monarca saudí Salmán, en un breve encuentro en Riad. Fotografía: EFE

5. Arabia Saudí ha financiado presuntamente al Estado Islámico de forma indirecta.

6. El petróleo supone el 20% del PIB del Estado Islámico. El contrabando tanto de productos como de personas es el negocio más importante. Los que salen del territorio y van a Turquía pagan al EI.

7. Además, Turquía utiliza como pretexto al Estado Islámico para atacar a los kurdos. Turquía, por si fuera poco, pertenece a la OTAN y quiere entrar en la UE.

8. Los kurdos son una minoría étnica perseguida, entre otros, por el Estado Islámico. Las milicias kurdas están formadas principalmente por mujeres y el Estado Islámico les tiene terror, porque piensan que si mueren a manos de una mujer van directamente al infierno.

Kurdas EI

Miliciana kurda combate al EI en Kobane, bastión recuperado por los kurdos en julio 2015. Fotografía: @DefenseUnitsYPJ

9. En Arabia Saudí las mujeres no pueden salir de casa sin la autorización de un hombre; no pueden conducir, llevar ropa o maquillaje que muestre su cuerpo ni tampoco probarse ropa al ir de compras. El Estado Islámico tampoco lo permite.

10. Derrotar al Estado Islámico no significa terminar con el terrorismo. Puedes terminar con la organización militarmente sin eliminar la raíz del problema, es decir, el germen que lo hace posible: el extremismo yihadista. Y éste es, a su vez, consecuencia de las guerras y la explotación de recursos de Occidente, la pobreza y la falta de acceso a un nivel de vida digno, los gobiernos corruptos e inestables de la región, así como otros factores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *