El Café Cortázar y otros bares inspirados en literatura

Por Carmen Sánchez (@edhelgrim)

El pasado mes de diciembre abrió sus puertas el primer café dedicado a la vida y obra de Julio Cortázar en Buenos Aires. Paredes cubiertas con las portadas de todos sus libros, citas y frases y fotos de su vida parisina y porteña envuelven el ambiente que recrea la vida y obra del autor de Rayuela.

Sus mesas de estilo parisino (con disco de mármol) o porteño (con tapa de fórmica) son el lugar ideal para degustar sus vermuth con acompañamientos o tomar el café ‘La Maga’ mientras disfrutas de sus actividades programadas como conciertos de jazz y exposiciones.

Sin embargo, este Café Cortázar no es el único lugar inspirado en obras literarias o autores. En Toronto (Canadá) se encuentra The Lockhart, que recibe su nombre del profesor de Defensa contra las artes oscuras de la famosa saga de Harry Potter.

lockhart 3Si es cierto que no es un lugar estrictamente inspirado en las novelas del niño mago, el local de aspecto moderno está plagado de referencias a los libros que pasarán desapercibidas para los simples muggles. Desde el nombre del bar hasta el logo: un ciervo, el Patronus de Harry, pasando por un corazón de neón colgado en la pared donde reza la frase “All was well”, las tres últimas palabras de la versión original de Las reliquias de la Muerte. Además, en algún punto del bar hay escondido un símbolo de las reliquias de la Muerte.

cafe balzacA parte de Cortázar, hay otros autores que han inspirado cafés con su nombre. Es el caso de Balzac, cuyo nombre corona cafés en Canadá, Finlandia o Alemania y, aunque dicen que nadie es profeta en su tierra, esta máxima no se cumple con el escritor francés. Situado en la esquina de la calle homónima en París, se localiza el Café Balzac, el complemento perfecto para finalizar una tarde de turismo literario parisino después de visitar la Maison Balzac, la casa donde vivió el escritor reconvertida en museo.

Oxford es una de las ciudades universitarias más importantes y, como tal, no puede faltar su bar literario: The eagle and child. Vale, no es un café literario como tal, pero este bar universitario de mediados del XVIII fue el lugar de encuentro oficial donde los Inklings se reunieron desde 1933 hasta mediados de los 50. Estas reuniones tenían lugar en el Rabbit Room, un salón trasero privado donde se distribuían y criticaban los manuscritos sin terminar de los miembros del grupo, entre los que se encontraban Tolkien o C.S.Lewis.

rabbit room

Hoy día, las paredes del Rabbit Room están decoradas con recuerdos, fotos enmarcadas de los autores y un documento firmado con una nota para el antiguo dueño del bar: “Los infraescritos, habiendo sido partícipes de tu jamón, hemos bebido a tu salud”.

la casa del poeta

Y en este recorrido de bares literarios no puede faltar la poesía. En un rincón de la ciudad de Cáceres encontramos La Casa del Poeta, un acogedor café con libros y fotos de poetas decorando sus paredes. Además, quienes se entretengan en sus mesas con un café y un libro puede dejar escritos sus pensamientos en una de sus paredes.

Cinco lugares donde poder tomar un poco de literatura a gusto del lector y sentir versos e historias mezcladas con el aroma del café o en las especias de un gin tonic.

0 thoughts on “El Café Cortázar y otros bares inspirados en literatura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *